La dignidad es lo que importa, por Gervasio Sánchez

El fotoperiodista Gervasio Sánchez fue el encargado de abrir el I Congreso Aragonés de Voluntariado con su ponencia “La dignidad es lo que importa”.  Sánchez, que ha visitado más de 100 países en conflicto, contó sus vivencias en territorios en guerra exponiendo algunos de sus trabajos en países de América Latina, África, Los Balcanes u Oriente Próximo, entre otros.

También quiso contraponer la cara más cruel del ser humano, la que se muestra en sus fotografías de guerra, con la más amable, altruista y solidaria: la del voluntariado.

Los países que mejor funcionan son los que tienen un mayor número de personas voluntarias” afirmó. “Ellos ofrecen su ayuda sin esperar ningún beneficio económico, abandonan su zona de confort y sus comodidades”.

Para Gervasio Sánchez, “el voluntariado sigue la estela que decía Gandhi: sé tú el cambio que quieras ver en el mundo”. También añadió que las personas voluntarias buscan erradicar las injusticias, enfrentándose a las causas que generan desigualdades sociales, asumiendo un gran compromiso social. “El propósito de la vida no es ser feliz, sino ser útil, honorable, compasivo para hacer una diferencia entre haber vivido y vivir bien.”

Gervasio Sánchez afirmó que el voluntariado construye a las personas: “soy como soy porque de joven fui voluntario”.  Con 23 años entró a formar parte de Amnistía Internacional y ahí formalizó su visión del mundo trabajando durante dos años como voluntario. En sus palabras, “si quería ser un buen periodista tenía que tener cualidades cercanas a las de las personas voluntarias: contribuir a disminuir las injusticias sociales y desear visibilizar a los excluidos y olvidados”.

Después de mostrar la crueldad de algunos de las zonas de conflictos que visitó, quiso también hablar de sus experiencias con ONGs y del trabajo de su voluntariado. Para finalizar la charla, Gervasio Sánchez respondió a algunas de las cuestiones que le planteó el público del Congreso.

Podemos concluir que…

 

El voluntariado es altruista, solidario y la compensación que tiene es un sentimiento de felicidad y su creencia en un mundo mejor.

El voluntariado marca a las personas: eres como eres por ser o haber sido voluntario.

Si deseas elevarte a ti mismo, eleva a otras personas.

El comportamiento es lo que dignifica a la persona voluntaria.