El papel del voluntariado en la responsabilidad social empresarial, por Francisco Galán

La jornada del día 14 comenzó con la ponencia del profesor de la Universidad de Zaragoza y miembro de la Fundación Rey Ardid, Francisco Galán, sobre “El papel del voluntariado en la Responsabilidad Social Empresarial”. Fue presentado por el director de la Obra Social Ibercaja, Juan Carlos Sánchez, quien destacó que el voluntariado corporativo en la caja aragonesa “contribuye a crear un sentimiento de pertenencia a un proyecto común”.

Galán inició su charla definiendo la responsabilidad social como “algo que construimos entre todos”. Es un proyecto común. También quiso diferenciar la responsabilidad social de la responsabilidad social empresarial, que definió como “una forma de dirigir la empresa basada en la gestión de los impactos, que su actividad genera en clientes, empleados y sociedad en general”. Además, recordó el papel de Europa en la promoción del voluntariado juvenil y del reconocimiento de competencias adquiridas a través del voluntariado que luego pueden desarrollar en la empresa. Finalmente concluyó diciendo que “tenemos herramientas para fomentar la responsabilidad social corporativa y solo tenemos que traerlas a nuestro territorio”.

Podemos concluir que…

 

El voluntariado en la empresa debe cumplir con cinco principios básicos: cumplimiento de la legislación, globalidad y transversalidad, ética y coherencia, gestión de impactos y satisfacción de expectativas y necesidades. Si no se cumplen estos principios, el voluntariado no se hace adecuadamente.

Las competencias adquiridas en el voluntariado son un punto de conexión con la empresa, ya que será allí donde van a desarrollarlas. Es fundamental crear un marco común de reconocimiento para facilitar la interconexión.

Las entidades de voluntariado también tenemos que exigirnos y para eso hay que comprometerse.

En Aragón hay oportunidades para que las empresas se comprometan a construir una sociedad más responsable.