Dinamización: En primera persona

En esta ocasión fue Diego Chueca, de Inteligencia Colectiva, quien hizo de dinamizador con el encuentro “En primera persona”, en el que participaron Marta Valencia, de CERMI Aragón; Patxi García, de AECC y Ángel López, Scouts de Aragón – ASDE. Esta dinamización se realizó a través de un juego con el que tanto ponentes como público respondían a preguntas como ¿Por qué se llega a liderar un colectivo de voluntariado? ¿Se puede crear un líder para el voluntariado? o ¿Están suficientemente formados estos líderes?

Podemos concluir que…

 

En las entidades de voluntariado es fundamental tener un gran equipo de trabajo, que además de aportar, te motive a seguir.

Aunque es difícil tener una vida más allá del colectivo al que ayudas, es imprescindible.

Todo el mundo puede liderar un proyecto de voluntariado, ayudar a otras personas y colaborar con otras personas; todo se puede aprender y modelar. Lo fundamental es querer.

La formación es fundamental en todos los niveles del voluntariado y en todas las áreas.

El voluntariado es un estilo de vida y no se entiende sin los sentimientos. Tenemos que aprender a transmitir todo lo que sentimos.

Hay que buscar nuevas dinámicas e inventar nuevas fórmulas para invitar a la gente a participar.